sábado, 27 de septiembre de 2008

Morirse de risa

Todos podemos caer en un pozo muy profundo que nos lleve hasta un camino de desesperación, que nos influya en actos terribles a cometer, y lo peor...nunca olvidar lo que hemos hecho con la ira de nuestro corazón más oscuro.

"Caemos derechos al infierno, y hay otro loco salido de la destrozada arkham firefly, pirómano. Él se lo merece, puede que ambos...pero tengo que dejarle ir"

Coleccionable Nº 12
Somos extraños compañeros de muerte (primer capítulo) descendemos hasta el abismo, y es algo similar a lo que sufre el caballero oscuro cada día que pasa...semanas...años...

Desde que un loco, aunque más bien otro anárquico sin control decidió asaltar el asilo repleto de almas corrompidas, todo ha sido desde entonces un completo infierno para Batman. Para comienzo de él, tiene de tarea encomendada, a un villano clásico Firefly y la situación a la que se somete no tiene mayor complicación que asistir al fuego ocasionado en un parque de atracciones cualquiera. Pero Batman como comenté en números anteriores, está hecho "polvo" por así decirlo, debido a una enfermedad o trastorno, lo que le dificulta poder atrapar a todos los psicópatas sobrantes.
Mientras de sus dolencias internas, el machacado Bruce Wayne realiza un entrenamiento digno de su ser, para demostrar a Gotham que no necesita estar en condiciones de forma, ni a Robin...

Y para colmo de él, está obligado a acudir a una fiesta de la fundación Wayne, en la cual Poison Ivy está implicada (como no, los malvados irumpen en fiestas y ocasiones importantes :))

Todo esto no es más que un "simulacro" de enemigos ante la inminente llegada de la destrucción de Batman por parte de Bane, pero las preguntas candentes (segundo capítulo) son molestas cuando uno no para de preguntar...me refiero a el Acertijo, el cual se encuentra inmerso en estado de conflicto cuando unos mafiosos quieren cobrarse su alma y no tiene otra cosa que poder coger una oportunidad en la televisión. Él cree que si hace creer a los ciudadanos de Gotham que es uno de sus protectores, le aceptarian tal y como es...pero el tema no sale como el espera y decide exponerse a dinamita en un plató de televisión.

Aparece ese jóven petirrojo que "admirais tanto los fans" llamado Robin y acto seguido detiene el detonador junto a los agentes de la policía.

Los realmente peligrosos están el calle, ahí fuera, el espantapájaros, frío, Joker y...¿Cómo podrá aguantar esto el guardían de Gotham, si ni siquiera puede mantenerse en pie?¿Qué se interpondrá ante Batman y Bane?

¡Muérete de risa! (tercer capítulo) pues Batman está triturado y chamuscado, quizá con unas costillas rotas, sus fuerzas mermadas...nunca se había sentido tan débil, tan vil. Pero aún no está muerto, y los buitres de la prensa pueden alimentarse de otro cadaver más frío. En esta trama reaparecen dos villanos; uno más entusiasmado que el otro, y tienen dos grandes diferencias:

El espantapájaros quiere deshacerse de la muchedumbre de Gotham, mientras que Joker quiere hacerlos reir y torturar a un solo hombre. Pero esta historia se amplía en tonalidad negra, cuando Crane desprende ese gas que tanto despreciamos en los ojos del murciélago...las visiones de Jason muriendo a manos de un despreciable y astuto payaso, son más horribles con el paso de las imágenes en su cabeza, pero sabe que no es real, Jason ya está muerto, tiene que combatir las visiones de ese chico bueno de corazón, más valiente que un hombre, fue tan valiente que no llegó a ser un hombre. Era sólo un niño. Sus padres brutalmente asesinados, su propia vida segada y destrozada por el mundo que protegía, sólo un niño que no volvería a respirar. A hablar o a moverse nunca...sólo un niño, pero lo bastante valiente para encarar la locura, la escabrosa locura de un asesino sonriente. Sólo un niño...muerto. ¡Pero para su asesino no es más que un chiste enfermizo...sólo un niño que se ha ido para siempre. El Joker reiría en ese momento. Puede que ría hasta morir...


No hay descanso para los malvados (cuarto capítulo) luego de haber rescatado al alcalde de las garras del Joker, sufre de nuevo un encuentro con un loco enfermo, Scarface y Batman ya no puede más, cuando de vuelta a la mansión se encuentra con la fatídica situación de Bane en la sala de estar, esperando...


Un Saludo,
BatBoy

2 comentarios:

batmaniaco dijo...

muy buen informe sobre esta historia que cambia la vida del hombre murcielago(en estos momentos es r.i.p):) bueno pasate por mi blog en una encuesta.
salu2

Riptor dijo...

Sí señor, un bat-blog completito completito como a mi me gusta.

Espero visitar más veces este blog.

Un saludo.

Búsqueda personalizada